Fisioterapia2002.com 625 39 45 33
Fisioterapia2002.com                                                                                                                                        625 39 45 33

Fisioterápia Pediátrica:

En la clínica de Fisioterapia 2002 tratamos y hacemos seguimiento de fisioterapia a niños con distintos problemas, como pueden ser:

 

  1. Cólico del Lactante.
  2. Tortícolis Congénita 
  3. Fracturas
  4. Escoliosis
Fisioterapia Pediátrica, Fisioterapia infantil, fisioterapia niños, colico del lactante, torticolis congenita, escoliosis, fracturas, fractura en caña de bambú, fractura en tallo verde, fractura en rodete, secuelas niñ Fisioterapia Pediátrica

Cólico del lactante:

 

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente.

 

También se le conoce como cólico de los tres meses, cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases.

 

Últimamente se ha propuesto llamarlo Llanto excesivo primario, haciendo hincapié en el síntoma principal (el llanto excesivo) y quitándole la connotación de dolor abdominal, ya que no está demostrado que tenga su origen en el aparato digestivo; el llanto excesivo secundario se refiere a los casos en los que el llanto está causado por otro problema o enfermedad (hambre, traumatismo, hernia, etc.).

 

La definición más extendida de los cólicos del lactante los describe como episodios de llanto intenso y vigoroso al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos tres semanas en un bebé sano y bien alimentado.

 

 

Fisioterapia niños, Tortícolis Congénita, pediatria, tratamiento Tortícolis Congénita, Tortícolis Congénita

¿Qué es la tortícolis muscular congénita?: 

 

La tortícolis muscular congénita es aquella deformidad del cuello, relativamente frecuente, que se presenta en el recién nacido o que se manifiesta durante los dos primeros meses de vida y que se asocia a un acortamiento del músculo esternocleidomastoideo.

 

¿Cómo se descubre la deformidad?

 

La madre o el padre pueden notar que el niño siempre tiene la cabeza inclinada hacia el mismo lado y que tiene dificultades para girar hacia el otro lado.

 

A veces, se puede notar un bultito en forma y tamaño de una oliva a nivel del músculo lesionado (esternocleidomastoideo) durante los 3 primeros meses de vida.

 

En el 75% de los casos, la inclinación de la cabeza es hacia la derecha mientras que la barbilla señala hacia la izquierda.

 

A menudo el niño presenta una asimetría facial con un discreto aplanamiento del lado afecto, que en algunos casos puede persistir a pesar de la corrección de la tortícolis.

 

¿Qué hay que hacer cuando el niño presenta esta deformidad?

 

Cuando un niño presenta una deformidad del cuello conviene que sea explorado por su médico. Habrá que comprobar si se trata de una deformidad que, a pesar de su severidad, puede corregirse de forma pasiva y corresponde, por lo tanto, a una verdadera tortícolis muscular congénita.

 

Hay otras causas de tortícolis que conviene que el médico descarte, por ejemplo las asociadas con luxaciones rotatorias atlantoaxoideas, con hemivértebras o con alteraciones neurológicas. En los casos dudosos tendrán que solicitarse exploraciones complementarias, en especial radiografías, ecografías o una resonancia magnética.

 

El 20% de los niños con tortícolis muscular congénita presentan de forma asociada algún grado de luxación congénita de cadera. Por eso es muy importante realizar una exploración minuciosa de la cadera, incluyendo una ecografía a las 6 semanas.

 

¿Qué tratamiento es el más adecuado?

 

El tratamiento inicial consiste en la realización de manipulaciones y ejercicios de estiramiento.

 

Éstos deben hacerse con suavidad, con el niño relajado y un mínimo de:

 

4 veces al día, repitiendo unas 20 veces cada uno de los ejercicios.

 

Es preferible realizar los ejercicios entre dos personas, una que haga los movimientos de la cabeza mientras que el otro estabiliza los hombros con las dos manos.

 

Es importante hacer los ejercicios de manera que la cabeza del niño pueda echarse hacia detrás para así estirar adecuadamente el músculo esternocleidomastoideo. Para ello se coloca en el borde del cambiador o bien se le coloca una toalla bajo los hombros.

 

Si los ejercicios se hacen con la cabeza en el mismo plano que el cuerpo (por ejemplo en la cama) los ejercicios no son tan efectivos.

 

Cuando el niño tiene una tortícolis derecha, es decir, el cuello se inclina a la derecha y la barbilla señala a la izquierda, los ejercicios consistirán en llevar la oreja izquierda hacia el hombro izquierdo y después la barbilla hacia el hombro derecho.

 

Cuando el niño tiene una tortícolis izquierda, es decir, el cuello se inclina a la izquierda y la barbilla señala a la derecha, los ejercicios consistirán en llevar la oreja derecha hacia el hombro derecho y después la barbilla hacia el hombro izquierdo.

 

El médico o el fisioterapeuta tendrán que enseñar los ejercicios y controlar periódicamente su eficacia. Si la evolución es satisfactoria, a los pocos meses la corrección será completa.

 

¿La enfermedad es grave? ¿Puede dejar secuelas?

 

Cuando la deformidad se descubre en el recién nacido o durante los primeros meses de vida y el tratamiento mediante manipulación y ejercicios de estiramiento se inicia inmediatamente, la evolución suele ser muy buena.

 

En el 90% de estos pacientes se consigue la corrección completa sin deformidades residuales.

Los niños que hacia el año de edad no han respondido de forma adecuada al tratamiento o han sido diagnosticados con retraso, pueden necesitar un tratamiento quirúrgico, que consiste en un alargamiento del músculo esternocleidomastoideo.

 

 

 

Fisioterapia pediatrica, colico del lactante, torticolis congenita, escoliosis, fracturas, fractura en caña de bambú, fractura en tallo verde, fractura en rodete, secuelas niños, beneficios fisioterap Fracturas Pediátricas

Tipos de fractura de huesos en niños: 

 

Casi la mitad de niños sufre alguna fractura alguna vez durante su infancia siendo más frecuentes en varones por el tipo de actividades físicas respecto a las mujeres. Los huesos de los niños son mucho más elásticos y porosos por lo que las fracturas se recuperan en poco tiempo y sin secuelas.

Las fracturas de huesos en niños se diferencian en muchos casos de los adultos, por ejemplo en aquellas que afecta al cartílago de crecimiento. Por ello podemos clasificar los tipos de fracturas óseas según sus características:

Fractura del cartílago de crecimiento:

 

Este tipo de fracturas se produce exclusivamente en niños afectando concretamente al cartílago de crecimiento (placa epifisaria). El cartílago de crecimiento es un área cartilaginosa que se encuentra en los extremos de los huesos largos y que ayuda a mantener la longitud y forma del hueso. El crecimiento del hueso se desarrolla alrededor del cartílago de crecimiento que, al alcanzar la madurez, se endurece hasta formar el hueso sólido adulto.

Fractura de tallo verde: 

 

Es una fractura incompleta de un hueso largo en crecimiento. Si el cartílago de crecimiento se ve afectado y no se trata adecuadamente puede producir trastornos en el crecimiento del hueso. Recibe su nombre porque la fractura es similar a la de un tallo verde que no termina de romperse pero se produce una inflexión en el hueso.

Fractura metafisaria: 

 

La fractura se produce desde la porción superior a la inferior sin afectar al cartílago de crecimiento.

Fractura Torus, fractura en rodete, fractura de toro o fractura caña de bambú: 

 

Se comprime la capa superior del hueso provocando que el hueso se doble por el otro lado hacia afuera del cartílago de crecimiento.

Fractura Galeazzi y Monteggia: 

 

Son fracturas muy comunes que afectan a los dos huesos del antebrazo.

 

Fisioterapia niños, rehabilitación niños, escoliosis, tratamientos para niños, clínica de fisioterapia Málaga, clínica para niños, Escoliosis

¿Qué es la escoliosis?

 

Es una curvatura anormal de la columna vertebral. La columna vertebral de toda persona se curva un poco de manera natural, pero las personas con escoliosis tienen demasiada curvatura y su columna podría lucir como una letra C o S. 

 

La mayoría de las veces, la causa de la escoliosis se desconoce. Esto se denomina escoliosis idiopática. Es el tipo más común y se clasifica por edad.   

En los niños de 3 años o menos, se denomina escoliosis infantil. 
En los niños de 4 a 10 años, se denomina escoliosis juvenil. 
En los niños mayores de 11 a 18 años, se denomina escoliosis adolescente.  

 

La escoliosis con mayor frecuencia afecta a las niñas. Algunas personas son más propensas a tener encorvamiento de la columna vertebral. La curvatura generalmente empeora durante un período de rápido crecimiento.   

Otros tipos de escoliosis son:

La escoliosis congénita: este tipo de escoliosis está presente al nacer y ocurre cuando las costillas o vértebras del bebé no se forman apropiadamente. 
La escoliosis neuromuscular: este tipo es causado por un problema en el sistema nervioso que afecta los músculos. Los problemas pueden abarcar: parálisis cerebral, distrofia muscular, espina bífida y polio.

 

Algunas personas pueden tener una escoliosis tan grave que requiera cirugía. Sin embargo, muchas curvas de escoliosis nunca progresan hasta el punto de necesitar cirugía. El médico le aconsejará sobre qué opción de tratamiento es apropiada para su afección.

 

Observación de la escoliosis

 

La observación puede ser una opción de tratamiento para las curvaturas dorsales pequeñas, curvas que tienen un riesgo bajo de empeorar o aquellas con un historial favorable una vez que el crecimiento se ha detenido. Esto generalmente implica que un médico realice reconocimientos médicos regulares para verificar si la curvatura ha mejorado o ha empeorado.

 

Corsé para la escoliosis

Si tiene una curva en la columna vertebral de 25 a 40 grados y aún está en fase de crecimiento, el médico puede recomendar que utilice un corsé. El propósito de llevar este corsé es impedir que empeore la curva de la columna vertebral durante el crecimiento.

 

Cirugía de escoliosis

La cirugía puede ser una opción de tratamiento para corregir curvas de más de 45 grados en la columna vertebral con el esqueleto maduro o curvaturas dorsales que no han respondido al corsé. La cirugía de escoliosis generalmente tiene dos metas: detener el empeoramiento de una curva y corregir la deformidad espinal.

 

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico.

Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento sobre la escoliosis.

fisioterapeuta, Técnico Superior en Riesgos Profesionales, mejores fisioterapeutas de málaga, opiniones fisioterapeutas, Alejandro González. Fisioterapeuta Colegiado 6741. Técnico Superior en Riesgos Profesionales
Fisioterapeuta Málaga, mejor fisioterapeuta malaga, doctoral, opiniones, Certificado de Excelencia Expedido por Doctoralia 2017
Muchas gracias a todos los pacientes por vuestras bueníííísimas valoraciones en Doctoralia y Google, es una grandísima ayuda para mí y un Orgullo como profesional saber que os he podido ayudar un poco.
1 Millón de Gracias a todos.
English, physiotherapy, English
Deutsch, Physiotherapie, Physiotherapie Malaga, Deutsch

Contacto


Fisioterapia 2002

Zona de Teatinos. C/ Navarro Ledesma

106

29010

Málaga
Alejandro González

 

0034 625394533 0034 625394533

 

Fisioterapia 2002

Zona de Eugenio Gross

C/Diego de Vergara nº 34

Málaga
29010
Alejandro González

 

952 39 22 22 EXT 2

0034 625394533 0034 625394533

 

Master Card Visa
MasterCard, Visa

Llamar